¿Es la fotografía química el futuro de la fotografía?

El futuro de la fotografía es químico algunos ya nos lo olíamos incluso algún premio nacional de fotografía lo ha llegado a decir, ¿pero hay algo de realidad? pues pudiera ser, es pero es algo difícil. Quizás se se centre más en el proceso creativo que en la calidad en sí. Todos tenemos un equipo digital del que mayormente hemos tratado de sacar la máxima definición y calidad de imagen posible, algo legítimo pero una de las barreras más importantes en la trayectoria fotográfica de cualquier fotógrafo.

He tenido, tengo y tendré un equipo digital bastante decente con el que obtengo unos resultados satisfactorios y que a día de hoy no me planteo ni cambiar ni ampliar. Yo he sido uno de esos que he tratado de obtener de una manera u otra imágenes perfectas incluso a nivel de pixel. A día de hoy me pregunto…¿de que me ha servido? para dolores de cabeza, para no dormir durante días intentando decidir un objetivo frente a otro por las puntuaciones de las famosas páginas.

minolta x300 landscapes-spain

Obras de arte mecánicas.

Un estancamiento a todos los niveles cuyo desenlace no podía ser nada bueno. Alguno ya sabrá que decidí volver a los orígenes como si fuera una involución fotográfica y creo que he acertado. He vuelto a comprar película, estoy de cierto modo pensando en volver a montar mi laboratorio y así dar vida  a las varias cámaras fotográficas analógicas que tengo. Ahora creo que he salido del estancamiento, algo así como la sequía del escritor.

Todo el que vuelve a la fotografía analógica o química lo hace por unos motivos u otros. En mi caso se debe en poner en práctica mi antigua profesión de técnico de laboratorio retomando así los antiguos procesos. Mi vuelta ha sido algo especial ya que no me interesa en principio las películas convencionales, estoy más metido en forzados, películas especiales de alta sensibilidad y procesos en películas reversibles, revelados experimentales…y su digitalización.

La digitalización es un paso más en el que tampoco busco un resultado espectacular, si no de alguna manera mantener las peculiaridades de cada película como colores o granulosidad. Para mí, el futuro de la la fotografía analógica consiste en disfrutar del proceso, de la improvisación y de la expectativa. Con una cámara analógica se pueden hacer muchas cosas, pero evidentemente lo mismo se puede hacer con una digital…¿entonces? no hay respuesta que satisfaga a todo el mundo.

Los que crecimos hace ya más de 20 años entre las sales de plata buscamos unas sensaciones que la electrónica nos nos puede dar a día de hoy, buscamos algo más y no se puede explicar a aquellos cuyos inicios en éstas lides han sido a través de la informática.

PELIGRO-PELIGRO-PELIGRO

No caer en la trampa de disparar por disparar a cualquier cosa. Si te vas de vacaciones a Grecia y quieres llevarte tu cámara con diapositivas será mejor que no tires 50 carretes e intentes hacérselos tragar todos a tus amigos, pues posiblemente acaben intentando autolesionarse (ya que si hay que morir, que sea rápido). Antes de apretar el disparador hay que preguntarse el porqué, hay que saber leer la escena y a priori evaluar si tenemos el contraste adecuado para la película que hayamos cargado.

En mi caso como digo mi debilidad por la película infrarroja y de alta sensibilidad hace que mi trabajo sea algo especial con la vista siempre puesta en el futuro revelado.

Si alguna vez te has preguntado si  la fotografía química es cara la respuesta no está clara. Creo que al final sale más barato que todo lo digital, pero no es el asunto monetario lo que prima en ésta clase de fotografía ya que es una afición cara de por sí, pero nunca te hará falta comprar equipamiento de miles de euros. El problema del gatillo fácil puede que te acabes gastando en rollos lo mismo que un buen equipo premium, pero si de verdad crees en lo que estás haciendo te saldrá rentable.

Si quieres iniciarte en éste tema  y ya le has perdido el miedo, puedes comprar un pack básico y probar durante unas semanas. Si le encuentras el “feeling” perfecto, de lo contrario puedes volver a la fotografía digital esperando algún día sentir la llamada de la naturaleza.

Be first to comment