Capture One, la solución profesional en fotografía.

Para revelado de nuestros RAW, yo siempre lo he tenido claro, Capture One es la única elección para sacarle el jugo a cualquier fotografía. Quizás sea por su tratamiento del color, o quizás porque es la primera elección en el ámbito profesional, lo que queda claro es que la calidad de su motor de procesado es espectacular.

cap1

                 Potencia de procesado y tratamiento de color hacen de Capture One Pro 7 la referencia profesional por excelencia.

Quiero obviar la parte de catalogación de nuestras fotos porque no lo considero relevante, pues es algo común en software fotográfico. Lo que si quiero reseñar es la capacidad de poder atar nuestra cámara y poder trabajar con los resultados directamente en el PC. Si bien los usuarios de cámaras un tanto antiguas pueden tener problemas si no utilizan vista. Capture One Pro 7 solamente está disponible para equipos con 64bits pero creo recordar que las versiones anteriores también soportaban 32bits).

La interfaz es completa y agradable, y ya nos da una muestra de lo que puede ofrecernos. A diferencia de otros programas de revelado con los que podemos procesar nuestras fotografías, con Capture One deberemos saber en todo momento lo que estamos haciendo y para qué lo hacemos, pues la combinación de algunos parámetros  es algo crítica.

image_quality

En cuanto a tratamiento de color de la piel, no hay alternativa posible.

La recuperación de luces y sombras es sencillamente espectacular, nos permite recuperar sombras sin ruido y lo que es más sorprendente, sin aumento de ruido o pérdida de detalle apreciable. La posibilidad de poder trabajar los RAW por capas es en mi opinión una de las grandes ventajas del software, además si lo combinamos con la posibilidad de poder trabajar con degradados en las mismas, podremos hacernos una idea de la versatilidad de una herramienta que es sencillamente perfecta. La selección con máscara automática funciona al mismo nivel que la encontrada en Ligthroom aunque me da la sensación de que en Capture está más lograda pese a ser algo más lenta.

 El módulo de reducción de ruido, el que iba a ser uno de los grandes caballos de batalla del software en cambio no me ha convencido, como no me ha convencido nunca ninguno de los integrados en programas, para ellos hay programas específicos muy buenos. En cuanto a corrección de lente, Capture hace un trabajo a la altura de sus competidores, algo que se ha convertido en esencial en programas de éste tipo, lo que considero superior es la calidad de la corrección de aberraciones cromáticas.

 Capture incluye una herramienta que está disponible en ACR que es la herramienta “Claridad”. Claridad funciona al mismo nivel que en ACR pero es superior en contraste, por ello en paisajes nos ayuda a corregir la neblina. Por el contrario, en Capture satura menos que la herramienta homóloga en ACR, siendo necesario saturar un poco más los colores a excepción del rojo.

 Capture no es barato, no es sencillo de manejar, pero a cambio nos brinda la posibilidad de llevar al límite nuestras fotografías. Disponible en http://www.phaseone.com/capture-one

2 Comments

  • Responder diciembre 1, 2013

    dsc828

    Hace mucho tengo ganas de probar con Capture One, pero lo cierto es que ahora en Lightroom me siento muy a gusto.

    Me gusta tu página.

  • Responder diciembre 2, 2013

    admin

    Yo Lightroom lo utilizo para la catalogación y palabras clave, es impresionante. Al final se trata de sentirse a gusto con el programa utilizado, porque al fin y al cabo, si nos enseñan una fotografía nunca sabremos con qué programa lo hemos hecho. Si bien es cierto que en algunas disciplinas se necesita un control de color milimétrico, y es en éste sentido dónde Capture se lleva el gato al agua. Pero si de algo no me cabe duda, es que éste control será copiado por los demás reveladores como es natural.

Leave a Reply